SDR

Hoy post… ¡Hiper especial! ¡Y me quedo corta! 💃🏼

Tal y como incluyo en la frasecita de Insta, ya sabéis que las mejores cosas en la vida despeinan: reír a carcajadas, correr, volar, bailar, montarse en una montaña rusa… Y de ahí, que la fotito sea con uno de los momentos en los que más despeinada estoy, y por ello, hiiiiper feliz. Y vosotr@s, ¿dejáis que la vida os despeine?

Con esta pequeña intro quiero empezar el post de hoy, haciéndonos ver que el estado de nuestro pelo es una constante en nuestro día a día, que dice mucho de nosotros, nos hace sentirnos mejor o peor, incluso refleja nuestra personalidad, me atrevería a decir, y por ello, ¡hay que cuidarlo! 

Y ya sí, os tengo que hablar del MEJOR peluquero que yo he descubierto en todos los añitos que llevo de vida, Santiago del Río. A muchas de vosotras seguro que os suena, igual que a mí hace un añito.

Había escuchado hablar de él en numerosas ocasiones pero nunca había visto el momento de ir. El año pasado tuve la suerte de ser la “seño” de sus peques y ya fue como un… ¡Juani, esto es una señal! Pedí cita y… ¡Primer cambio! Siempre estaba “atada” al flequillito hacia el lado, pelo completamente liso, largo y moreno. Le dejé que él viera qué me podía quedar mejor y… ¡Cambio radical! (Al final os añado fotitos ;). Igual parece que esté exagerando, pero mi vida cambió, era más yo misma, me sentía más cómoda en mi día a día, no tenía que estar siempre pendiente de que el pelo estuviera perfecto, porque con ondas…quedaba genial.

Al tiempo, después de mi operación… me animé a visitarle otra vez, y a ponerme las primeras mechas de mi vida, unas baby light, muy ligeritas, pero fue su consejo dado que quería que me viera gradualmente y que no me arrepintiera del cambio. ¡Fue todo un acierto, una vez más! 

¡Y ahora ya ha llegado el gran momento! Una de mis mejores amigas estaba deseandiiiito ponerse en manos de Santiago del Río y quería que yo la acompañara, así que vi la excusa perfecta para hacerme otro cambio. Es más, me atrevo a decir que el cuerpo me pedía un poco de cambio en mi vida, ¿a vosotr@s no os pasa? Como una especie de renovación. Y allá que fuimos las dos súper motivadas. Yo tan solo le comenté que lo quería más cortito y todo lo demás… ¡Fue dejarme llevar! Pues es de los pocos profesionales en los que realmente puedes confiar. Me preguntó si yo quería que se me notara el cambio y mi respuesta la podéis imaginar, ¡un sí rotundo! Comenzamos con un corte considerable, a posteriori unas mechitas que jamás imaginé que me hubieran podido gustar tanto y para completar todo, un tratamiento de keratina pues con el pelo así de cortito he de evitar encrespamiento… Bien es cierto que pasé bastantes horas allí, ¡Jajajaaa! Pero… ¡Ahora sí que soy yo! Es una sensación de sentirte bien contigo misma, te gusta cómo te queda todo (da igual el tipo de cuello de las camis, los colores que lleves en tu outfit… Todo cabe!) 

Y qué más os puedo decir… Que no tengo palabras para agradecerle su profesionalidad, su saber hacer que la gente se sienta bien, que saquen su verdadero yo, y por supuesto, que cuiden su pelo y que su día a día se un ‘good hair day’ continuo. 

Mil y una gravitas, ¡Santi! Y ni qué decir tiene que os animo a tod@s a visitar a él y al equipazo que tiene junto a él si queréis sentir todo lo que habéis podido leer en este pequeño post que tanto me apetecía compartir con vosotr@s.

Un beso enoooorme y os dejo con unas fotis que no tienen desperdicio, ¡Jajaa! ¡Más naturales imposible! ¡Muaaaacks! 

Anuncios

2 pensamientos en “SDR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s